Raúl :Tres

Llegaba tarde a casa, había sido un día agotador. La puerta de la habitación de mi hijo estaba abierta y se oía a Raúl reírse a carcajadas. Cerré la puerta tras de mí y asomé la cabeza a la habitación. Hola chicos.

Hola papá te has retrasado. Sí. he tenido un día tremendo.

Raúl y Juan estaban desnudos como siempre. Raúl siempre con la verga tiesa.

Continúa en https://jeanbon26wdp.blogspot.com.es/?zx=f434619fe5f8bcab

 

Comprando Slips

Esta es una de mis historias antiguas, de mi borrado blog de jeanbon26, borrado en wordpress en junio 2017. Le tengo un cierto cariño, porque aún siendo toda inventada, uno de mis lectores, francés, me puso un comentario, comentándome, que eso le había pasado a él en una tienda, por la zona que yo decía. Me hizo mucha gracia, porque yo la zona la conozco en París, pero situé allí la acción desconociendo que existiera una tienda por allí de ropa interior. Así que vayamos a la historia.

Caminando por el Boulevard Saint Michel, una conocida zona del Barrio de la Sorbona, de París llena de librerías y estudiantes, me encontré con una tienda de ropa interior masculina que me cautivó por el tipo de slips que tenían en el escaparate, que se salían de lo habitual, ya que soy un poco exigente y me gustan más bien cortitos, brief o bikini, pero no tanga. Era pronto, por la tarde, acababa de abrir y el dependiente era un joven, bastante cachitas, con una camiseta que dejaba ver sus biceps, bien marcados, entré, saludé: Bonjour, y pedí que me mostrara varios modelos, le pedí la talla M, me miró y me dijo que la talla M era imposible que me valiera, le dije que era la que usaba normalmente y en vista de su expresión, me abrí un poco el pantalón sacándome la etiqueta de los que llevaba puestos.

El cachas, lo miró y me trajo lo que le había pedido. Le dije que me gustaban mucho, los 4 y me comentó que daban poca talla. Claro, no sé si el tío quería verme en bolas y a mí que también me interesaba verle a él en pelotas, pues le dije, que ya sabía que la ropa interior no se podía probar, pero que me quería llevar los 4, (unos 100€) y claro, si no sabía como me estaban….y le pregunté si no habría alguna forma de probármelos, con un kleenex o una compresa, y al tío se le ocurrió que con una toalla de papel de las que había en el Servicio. Me trajo un par de ellas e hizo ademán de subirse a la tienda, pues como no había probador, me había bajado al almacén. Yo le dije, si se podía quedar para que me dijera como me quedaba. Se retiró un poquito, y yo le veía que me miraba de reojo.

Me desnudé del todo, dándole la espalda y me probé el primero.

Sabía que me había visto el culo, y el tío no dijo nada. Me probé el Slip

Era comodísimo, las piernas quedaban libres, se acercó y me dijo que me quedaba muy bien, me subió un poco la parte de atrás. Se separó de nuevo. Luego me probé un jockstrop, que aunque a mí me son incómodos, insistió mucho en que me lo probara.

Ya le vi que empezaba a ponerse nervioso, me quiso demostrar que en cualquier situación era cómodo y ya se encontró con mi polla

A partir de aquí la narración seguirá en

https://jeanbon26wdp.blogspot.com/2017/10/comprando-slips.html

 

Mi amigo, el atareado

El lunes estuve en una ciudad del sur de Francia. Allí vive mi amigo A.S. Su vida es trabajar, siempre está líado. Cuando acaba en la oficina, sigue en su casa. Hablamos por Messenger y fantaseamos sobre lo que vamos a hacer cuando nos veamos, yo le digo que me quiero duchar con él y enjabonarle con mis manos llenas de gel, por todo el cuerpo y chupársela, el me dice que me va a lamer el culo, que le gusta mucho. Hace dos años fui de vacaciones por esa zona de la Dordogne. Él lo sabía, nos habíamos visto desnudos por whatsapp, y deseábamos estar solos los dos,o…..al menos eso creía yo.

Cómo yo no estaba en la misma ciudad que él, le llamé por teléfono para quedar en vernos. Me dijo que estaba muy atareado y que no sabría si podíamos vernos. Me quedé estupefacto. No puedes sacar un ratito para estar juntos? O por la noche?

Total que cuando ya dudaba de poder vernos, me llamó al día siguiente, y me dijo que podríamos vernos de 5 a 6 de la tarde. ¡¡CON HORA !!

Desde luego, ni que fuera médico. Bueno, a las 5 en punto estaba en la puerta de su casa. Me abrió en slip, me hizo pasar y me dijo que me desnudara y dejara en su cama la ropa, me dio unas zapatillas y una toalla y me acompañó al sofá, sacó una cerveza y unas patatas fritas.

Me quedé atontado del todo. Qué forma más fría. Y la ducha?, y los lametones?, y el ano?, y las chupadas?.

Yo no sabía muy bien a que había ido, así que le agarré la polla, que por cierto tenía una forma y un tamaño impresionante.

Su polla no era gruesa por igual era muy ancha, muy gorda en la parte más pegada a los huevos y luego se estrechaba hacia la punta, pero era enorme. Si me la metía, me iba a desgarrar entero. Que tamaño. Pero no. Se limitó a pellizcarme las tetillas y cuando me puse encima de él, a darme azotes en el culo. El tío solo con eso se empalmaba y yo, no sabía muy bien que coño hacía allí. Apenas me tocó. Y sobre las seis, me dice, que tiene que seguir trabajando

Me vestí, y me fui. Tuvo que notar, que apenas le dirigí la palabra en un año, estaba desconcertado. Ya este año le hablé un poco más, pero mira por donde tuve que volver inesperadamente a la Dordogne, por un asunto familiar grave, así que una vez acabada la parte desagradable, me quedé un par de días más. Le mandé un mensaje y me contestó que le era muy dificil verme, pues ahora además del trabajo vivía en un pueblo.

Me despedí. Le dije que hasta otra.

Otra que no habrá. Si tiene ganas , que se masturbe con la tapa del portátil.

(Y esta historia, no es ficticia. Es totalmente autobiográfica)

 

El Botones – Renovado

Recordáis el artículo de hace unos meses, que empezaba así?:

 

Yeray era un chico alto,delgado, buen mozo , que trabajaba de botones en un hotel, muy céntrico de la ciudad. Era un hotel frecuentado por viajeros de paso, hombres de negocios preferentemente. No solían repetir muchas veces, pero uno de ellos, siempre que venía a la ciudad, pedía que le atendiera el muchacho. Y esta vez no varió sus costumbres.

Pero . cómo ahora, puedo “continuar y terminar” los artículos a mi gusto en el otro blog, estoy retomando, los posts susceptibles de acabarlos.

Puedes terminar de verlo en : https://jeanbon26wdp.blogspot.com/2017/10/el-botones.html